Conversaciones con un extraño

Extraño: ¡Hola!
Extraño: Vos videojuegos. ¿Vos FADU?
Ale: Yo videojuegos. Yo Puan.

E: Ah
E: Puan genial como FADU.

E: ¿Vos Santi, vos Laura?
A: Yo Santi, yo Laura.

E: ¿Tres diseñadores?
A: Dos diseñadores. Un escritor. Escribí Laura.

E: Ah
E: Laura señorita importante.
E: ¿Vos Letras Puan?
A: Así es.

E: Pese a no ser diseñador, he visto que estás vinculado al rubro.

 

Qué querés que te diga… Respondo mejor ante preguntas, la verdad.

Anuncios

Que ya no sean invisibles

El otro día mi padre me señaló un sketch nuevo de Peter Capusotto. Haciendo de su personaje “medio nazi”, explica el nuevo proyecto tecnológico, donde los usuarios recorren la ciudad con sus teléfonos atrapando distintas criaturas al tomarles fotos (como en Pokémon GO). Sólo que las criaturas resultan ser indigentes en la calle.  La escena empieza en 4:37.

Es breve, un gag entre muchos, pero me llamó particularmente la atención, porque hace unos meses escuché a alguien presentarlo como una propuesta seria. Una protesta, donde las personas que ya nos resultan naturales, invisibles, puedan traerse hacia el frente. Algo así como un juego político, casi newsgame, que encierre un mensaje para el jugador. Considero que es un tema para tratar con cuidado, que cualquier defecto pequeño puede terminar anulando el mensaje por completo, por mejores intenciones que se tuvieran en primer lugar. Sé que yo no me atrevería a hacerlo.

Pero quizás no sea tan mala idea. Después de todo, los chistes de Peter Capusotto se caracterizan por tener conceptos positivos presentados en un marco de inmoralidad. Pueden haber descubierto algo interesante. Tal vez concienciar sea el secreto para el cambio, la forma de realmente adquirir una “realidad aumentada”.

Dos cabezas…

Hace poco se anunció que un estudio argentino de videojuegos  fue absorbido por otro un poco más grande, y, salvo por extrañar los asados en las oficinas viejas, me parece que son excelentes noticias. A principio de año, estaba convencido que veríamos fusiones nuevas todos los meses, simplemente por considerar que más manos pueden completar un mejor proyecto si trabajan juntas.

Ahora, no se presentó con la frecuencia o el grado que yo esperaba (tal vez, para mejor). Pero sí significa que algunos equipos continúan buscando el crecimiento. Que las oportunidades se presentan cuando avanzamos, y que sólo se aprovechan con una unión suficientemente impactante. Declararon que planean enfrentar proyectos AAA, y ya veremos qué tal progresan las noticias. Pero, en un principio, esto me pone muy contento.

¡ Y no sólo porque yo estaba en lo correcto!

Estadíos del estudio

Aunque mis años de estudiante hayan sido interrumpidos hace ya un tiempo, continúo manteniendo algunas teorías acerca de la práctica. Una de tales es el conjunto que me gusta llamar “los estadíos del estudio”, distintas condiciones previas a un examen que no pueden ocurrir de forma simultánea, pero de las que todos somos testigos la noche previa a un parcial. Son, entonces, las tres:

  • Estudio completo: El alumno ha revisado todo el material a evaluar, sin ninguna duda, y está en condiciones de rendir un examen perfecto. Cada uno de los capítulos tiene su resumen apropiado. Nuestro sujeto puede decir “estudié todo” sin equivocarse, y sin embargo siente nervios en el estómago. Es un concepto meramente teórico, nunca EN MI VIDA me encontré en esta situación.
  • Ignorancia absoluta: Se divide en dos categorías.
    – A: El alumno plantea que “no sabe nada”, como una pequeña hipérbole. Se tomó el tiempo de prestar atención en clase, resaltar algunos textos, pero no consiguió completar el programa dictado. Lo que se expresa no es tanto algo absoluto, sino una apariencia. El alumno CREE estar complicado, pero sólo porque sabe que hay respuestas que no sabría responder. Suelen ser los episodios más frecuentes, con mucho pánico previo, y resultan en aprobado sin promoción directa.
    – 2: Efectivamente, el alumno no sabe nada. Nunca se molestó en abordar los textos con el respeto y la atención que merecen, hasta el punto en que ignora el nombre completo de la materia. Miedo inexistente, porque tampoco le interesa. Estos casos se suelen presentar en situaciones extraordinarias, y no se repiten más de dos veces por alumno.
  • “Estudié todo”: En el horno. Un eslogan de la soberbia que señala el peligro cuando se enuncia con convicción. Porque lo peor es eso. Lo decís y estás seguro que estudiaste todo. No se te escapó nada. Leíste todos los apuntes que tenías y te los acordás bastante bien. ¿Por qué sentirías nervios? Tu problema está en la arrogancia. No sentís el miedo porque ignorás cuáles son los temas que no sabés. Así de poco estudiaste, en realidad. Y te atreves a decir que estudiaste todo… Por eso te vas a comer un huevo.

Okhlos – RimaReview

“En seis meses terminamos”,
mientras de fondo se escuchaban risas.
Ahora, tras cuatro años de trabajo,
acomodan los premios en sus repisas.

Un filósofo de toga griega,
que ante los dioses busca venganza,
para su turba recluta animales,
héroes y algún soldado con lanza.

Como en todo gran rogue-like,
mejoramos tras cierta repetición.
Con una palanca, movemos al protagonista.
Con la otra, la manifestación.

En su camino dejan un sendero
de criaturas mitológicas y edificios,
demonstrando que el pixel-art en ambientes 3D
puede ser ambicioso y prolijo.

Mientras el músico de Rogue Legacy
acompaña con sus tambores,
desde el fondo de mi corazón
felicito a los desarrolladores.

Pero en cualquier festejo
los mejores platos quedan rotos.
Nunca nos olvidemos
que, en griego, “turba” se dice Okhlos.

BalanCity – RimaReview

Tampoco le demos muchas vueltas.
Hay una fórmula que describe a BalanCity.
Será una reducción simplista,
pero es la mezcla entre Jenga y Sim City.

Lo importante es construir y construir
hasta donde llegue la vista,
convirtiendo a toda la ciudad
en una verdadera equilibrista.

Una encima de la otra,
continuamos apilando instituciones.
Despachos, oficinas, monumentos.
creo que incluso hay un portaaviones.

Sonaría como algo tonto,
¡si no fuera porque es tan interesante!
Ya llevo horas jugando
y aún quedan muchas por delante.

Se convierte en un desafío imparable,
una competencia con uno mismo.
La mejor metáfora para un gobierno:
construir al borde del abismo.

En Córdoba sí se preparan
las mejores mezclas que he bebido.
“¡Desequilibrar una Metrópolis
nunca fue tan divertido!”

Inside – RimaReview

El equipo danés de Playdead
parece haber caído en la comodidad.
Porque Inside es algo así como Limbo
pero con algo más de profundidad.

Un muchacho anónimo y mudo corre
siempre de la izquierda hacia la derecha,
aunque no es justo la política que propone.
De esta revolución, busca encender la mecha.

Oscuridad, inquietud, frío.
Todos elementos que buscan detenerte.
Sin importar cuánto logres avanzar,
muchas veces encontrarás la muerte.

Complejo a partir de mecánicas simples,
nunca entendemos bien qué está pasando.
Sí queda claro lo que sentimos,
aquella humanidad de la que nos vamos alejando.

Atrae con terror de una forma seductora.
Su estética, híbrida, biológico-industrial.
Y transmite realmente una imagen clara.
¿Quién no ama criticar al capital?

Es un buen juego, con su brevedad justa,
incluso si el final vuelve a ser confuso.
Lamento que lo dejen a interpretación.
Tal vez yo soy el obtuso.